Contribuyen universitarios a conocer el origen del universo

*La investigadora María Elena Tejeda, de la Facultad de Ciencias, participa en el proyecto internacional denominado MDP o Multipurpose Detector, el cual se desarrolla en el Joint Institute for Nuclear Research (JINR) de la Federación Rusa.

Colima, Col., 29 de agosto de 2018.- Como parte del equipo de investigadores pertenecientes al Grupo Mexicano en el experimento MDP-NICA del JINR (MexNICA, por sus siglas en inglés), la Universidad de Colima está participando, junto a otros 30 países, en el proyecto internacional denominado MDP o Multipurpose Detector, el cual se desarrolla en el Joint Institute for Nuclear Research (JINR) de la Federación Rusa, y el cual busca estudiar las propiedades de la materia y la antimateria así como su relación con la manera en la que ha evolucionado el universo.

Lo anterior lo dio a conocer la profesora investigadora de la Facultad de Ciencias de la UdeC, María Elena Tejeda Yeomans, al informar que el MexNICA es un grupo investigadores mexicanos que participan en este proyecto científico internacional y lo integran, además de nuestra máxima casa de estudios, las universidades de Sonora, Autónoma de Sinaloa, Benemérita Autónoma de Puebla, la UNAM y el CINVESTAV-Ciudad de México.

Sobre este proyecto, que se desarrolla en la ciudad de Dubna, Rusia, dijo que en el Instituto Conjunto de Investigación Nuclear (JINR), un equipo internacional lleva a cabo diversos experimentos de aceleración de iones en el Multipurpose Detector (Detector Multipropósito). Como parte de estos trabajos, la propuesta de los científicos mexicanos consiste en diseñar un detector de monitoreo de haz para el MPD.

El experimento, añadió en entrevista, permitirá estudiar la materia en condiciones de extrema temperatura y de extrema densidad, de manera complementaria a los experimentos ya realizados en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) del CERN, en Estados Unidos, y en otros laboratorios del mundo.

“Queremos –dijo– estudiar las condiciones en que la materia se encontraba cuando el universo estaba recién nacido, y replicar en el laboratorio dichas condiciones de muy altas temperaturas y densidad para aprender cómo, al evolucionar el universo, la materia y la antimateria cambiaron su abundancia”.

Comentó que para fortalecer la participación de la UdeC en este tipo de proyectos en el que trabajan científicos de primer nivel, se impulsa un convenio de colaboración entre la UdeC y el JINR que permita, además de que los investigadores mexicanos estudien las

características de la materia y antimateria, que los estudiantes y profesores universitarios se beneficien en su formación académica y profesional.

“El convenio que estamos impulsando entre la UdeC y el JINR abarca aspectos de intercambio y colaboración entre las dos instituciones, no sólo en el experimento que llamamos MDP (Detector Multipropósito) de la colaboración MexNICA, sino también en el uso de instalaciones y el intercambio de conocimientos en el futuro programa de intercambio entre nuestros estudiantes. Es un convenio de colaboración que abarca diversos aspectos”.

Añadió que, mediante este vínculo de trabajo con el JINR, cuatro estudiantes (dos de licenciatura y dos de posgrado) ya han asistido desde el año pasado y durante todo el verano de este 2018, a realizar simulaciones por computadora y pruebas de electrónica como parte de los trabajos previos, antes de que el Detector Multipropósito esté construido totalmente, lo cual está planeado que suceda, añadió, entre los años 2020 y 2021.

“Actualmente tenemos estudiantes de las universidades de Sonora, la Autónoma de Puebla, del CINVESTAV-Ciudad de México, y la idea es que pronto podamos enviar estudiantes de la UdeC a participar en este laboratorio de la Federación Rusa”, dijo.

Detalló que los beneficios de este tipo de convenios consisten en abrir la puerta de la Facultad de Ciencias a dicho experimento internacional, que los estudiantes se puedan vincular desde la licenciatura a proyectos que les permitirán, más adelante, acceder a este laboratorio como una de sus opciones de especialización: “Eventualmente podrán acudir estudiantes de la UdeC de diferentes áreas, de astrofísica, de cosmopartículas o física de neutrinos, entre otras, que también se beneficiarían de un convenio de colaboración”, precisó.

De vuelta al proyecto internacional que se realiza en Rusia, la investigadora señaló que la intención es reproducir las condiciones de alta densidad y temperatura que existían en etapas tempranas del universo, realizando, en condiciones controladas de laboratorio, “una especie de mini Big Bang”, lo cual se logra, comentó, “ionizando átomos de oro (al quitarles los electrones) y colisionándolos a velocidades cercanas a las de la luz”.

“Así, se generan en un tiempo muy breve las condiciones de temperatura y densidad que prevalecían cuando el universo estaba joven. A partir de los datos que arroje este experimento, podremos realizar un gráfico en el que caracterizaremos la materia en la densidad que tiene y en la temperatura que alcanza en el laboratorio”, describió.

Gracias a un prototipo que perfeccionan científicos del MexNICA, señaló, “se pueden realizar estas mediciones de la materia. Nosotros ya tenemos datos que hemos podido dar a conocer sobre nuestro prototipo en foros nacionales e internacionales. Es una forma en que México, dentro de la colaboración, defiende su propuesta, y si empata la propuesta en papel y la del prototipo, tendremos acceso a instalar nuestro detector antes que empiecen las corridas del Nuclotron-based Ion Collider Facility en los laboratorios de Dubna, Rusia”.

Finalmente, María Elena Tejeda aseveró que, de manera alterna a una investigación relacionada con las preguntas básicas del universo o la materia, se producen una serie de avances y desarrollos tecnológicos necesarios para contestar las preguntas que se formulan en el marco de un proyecto científico.

“Al inicio del proyecto el impacto social es, por ejemplo, a través de la formación de estudiantes, pero la historia nos indica que muchos avances de la actualidad se han dado por investigaciones de ciencia básica; un ejemplo de esto es la creación del Internet, la fibra óptica y la tecnología aplicada a la carrera espacial”, concluyó.

Para más información, los interesados pueden contactar a la investigadora María Elena Tejeda Yeomans en el correo: matejeda@ucol.mx. Sobre el experimento MPD-NICA, ver la página http://nica.jinr.ru/