Todos nos significamos unos a otros: antropóloga

*La investigadora Yesenia Peña López impartió la conferencia “Sexualidades diversas. Problemáticas contemporáneas”.

Colima, Col., 22 de agosto de 2018.- En el marco de la Semana Académica, Cultural y Deportiva de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Colima, la investigadora de la Dirección de Antropología Física del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Edith Yesenia Peña López, impartió la conferencia “Sexualidades diversas. Problemáticas contemporáneas”.

En su disertación, comentó que “cuando se habla de diversidad sexual, de géneros, sexos e identidades, sólo se habla de grupos y nunca se toma en cuenta la cultura; sin embargo, para hablar del cuerpo se tiene que partir de que éste también cumple una función social y cultural, y de que la cultura nos permite acceder de manera simbólica, material e inmaterial, a las realidades de ciertas comunidades”.

Y añadió: “La cultura y la estructura social se continúan en nosotros; ahí es donde empiezan los conflictos, porque vemos que en la cultura hay muchas diferencias y un principio rector: la identidad. Todos nos vamos a significar unos a otros a través del referente del otro; sin embargo, ¿cómo vamos a permitir que fluya la diversidad bajo las expectativas que se tienen a nivel social?”.

Yesenia Peña dijo que todos, en algún momento, han vivido, escuchado o sabido de las implicaciones emocionales y sociales de ser diferente por el físico, alguna discapacidad, o por la manera de actuar y de pensar, “ya que esto choca con lo que se construye como un deber ser”.

En este sentido, manifestó que la cultura permite y da pie a la construcción de lo que se llama vivir y bienestar, y lo que se queda afuera es repudiado, “porque tú como lesbiana no puedes estar aquí, pero tú como indígena sí, porque tengo una deuda histórica contigo”, ejemplificó.

“La diversidad no es tan sencilla; puede ser un elemento altamente valioso o altamente repudiado; algunos piensan que ciertos elementos de la cultura impiden que avancemos y pasemos a la era moderna”, sostuvo.

“La diversidad somos todos, personas con sexualidades diversas y miembros de una misma especie que es diversa en sus creencias, prácticas y manifestaciones”, añadió.

Señaló que la sociedad y la cultura normalizada la aprendemos en forma de qué es ser hombre o mujer, tener feminidad y masculinidad, a través del juego, la familia, el acta de nacimiento, de matrimonio, etcétera.

Finalmente, dijo que cada grupo social estructura sus formas de organización en una sexo-lógica y género-lógica, las cuales clasifican a las personas, generan normas y valores sobre ellas: “La género-lógica es la representación binaria de hombre y mujer, porque marca el contrato social que se conoce, mientras que la sexo-lógica habla de diversidad y cómo lo masculino y femenino se incluyen mutuamente y permiten la apertura o el cierre de la realidad”.