Colima, Col., 17 de junio de 2022.- El Colegio de Comunicadores del Estado de Colima, entregó el reconocimiento al Mérito a la Trayectoria 2021 “Mtro. Armando Castañeda Morfín”, al periodista Carlos Alfredo Arévalos, reportero recién jubilado del periódico El Comentario, evento que se desarrolló en las instalaciones del Archivo Histórico de la Universidad de Colima.

El reconocimiento lo recibió de manos de la señora Isabel Ayala, quien fuera la esposa e hijos del maestro Armando Castañeda Morfín (qepd), ya que por primera ocasión se le instauró este nombre al Premio al Mérito por Trayectoria, siendo acompañada por el presidente del Colegio de Comunicadores, Agustín Martell Aparicio.

Con la representación de la gobernadora, asistió la Subsecretaria de Educación, María del Rosario Silva; así como el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del estado, magistrado Bernardo Alfredo Salazar Santana; y con la representación del Rector de la Universidad de Colima, asistió la maestra Vianey Amezcua Barajas; mientras que con la representación del Congreso del estado, estuvo el diputado Armando Reyna Magaña.

En el mismo evento se entregó al reconocimiento al Comunicador del Año 2021 a Imelda Noemí Castor Pérez.

Luego de recibir el reconocimiento al Mérito a la Trayectoria 2021, se le concedió el uso de la palabra a Carlos Alfredo Arévalos, quien dirigió un mensaje de unidad y solidaridad hacia el gremio periodístico, principalmente para quienes a pesar de su esfuerzo, no disfrutan de las prestaciones sociales que por ley deben otorgarse a todos los trabajadores.

Rememoró sus orígenes de cuando se inició como reportero de deportes en el periódico Diario de Colima; no sin antes agradecer a la esposa e hijos de maestro Armando Castañeda Morfín, nombre que se le impuso a este reconocimiento, señalando que Armando “fue un creador de muchas generaciones de periodistas”.

“Yo no me puedo contar entre ellos, yo soy un reportero empírico, que salió de los talleres de los periódicos, inicié en Diario de Colima, me tocó conocer a su fundador don Manuel Sánchez Silva, trabajar también con su hijo don Manuel Sánchez de la Madrid (ambos finados), un recuerdo y una oración para los dos, los llevó en mi memoria siempre con mi agradecimiento”, afirmó.

Carlos Arévalos recordó también a Doña “Ene”, Enedina Castañeda, que fue la administradora de Diario de Colima “y que hace 50 años precisamente, me dijo que hiciera mi primera nota de deportes y me dio un programa de lucha libre, y de esa manera me inicié en deportes”, rememora el homenajeado.

Antes en la década de los 80’s tuve la oportunidad de trabajar al lado de Héctor Sánchez, en Diario de Colima, pero antes lo hice con su hermano Manuel Sánchez y pues crecimos en Diario de Colima.

Recordó también que ahí inició su paso por distintos medios de comunicación, “en El Panorama, mi agradecimiento también para el profesor Luis Arvizu Negrete, por la oportunidad que me dio tanto de escribir deportes, como ser reportero de información general, pero no sin antes pasar por la información policiaca, que era como un filtro para luego mandarnos a la información general”.

Carlos Arévalos se refirió a algunos pasajes anecdóticos que tuvo a lo largo de su carrera, cuando en cubría deportes y policiacas “en aquél tiempo no había protocolos y el jefe de la judicial Cobián, me dijo vente, súbete a la camioneta, vamos a ver un ahorcado, y ahí voy; de esas experiencias empezamos a vivir al inicio del periodismo”.

Ahí nos tocó la tracatinga de los balazos…

Enseguida recordó otro hecho policiaco, el doble asalto bancario que se registró durante la administración de la entonces gobernadora Griselda Álvarez Ponce de León, en donde desafortunadamente fue asesinado un sobrino de la mandataria; (como una anotación al margen, aquél día el periódico El Comentario, sacó una edición “Extra”, convirtiéndose ese día en el periódico más leído en todo el estado, pues en cuestión de muy pocas horas, editó más de 10 mil ejemplares y se dejaron de imprimir porque prácticamente se agotó el papel).

“En el doble asalto bancario, muchos no lo recordarán, otros a lo mejor sí, donde la banda de “El Rojo” (líder de los asaltantes), asaltó BANAMEX y Banrural, que estaban una frente a la otra; yo estaba trabajando en El Panorama (por la calle Ocampo, a la vuelta de las instituciones bancarias), y ahí nos tocó la tracatinga de los balazos que empezaron a escucharse y la escapada que tuvieron ellos, y ahí vamos…

“Ahí vamos nosotros y de repente por la calle Hidalgo vamos viendo como tuvo el desenlace en el cruce con el Jardín Núñez (Hidalgo y Juárez), ahí agarraron a los asaltantes a tiro cruzado y pues íbamos en medio de la balacera, cuando de repente me alcanza mi compañero Pablo Cerna (en aquél tiempo ya reportero gráfico de El Comentario), e hizo famosa aquella frase: “¡agáchate, pendejo!”, y le hice caso, me agaché.

“En ese momento yo no medía el peligro, no lo medía, yo iba escuchando los balazos, pero iba entre los carros, no iba tampoco por media calle. Llegando al Jardín Núñez, vemos que empiezan a bajar los cuerpos sin vida de la camioneta en la que iban los asaltantes y uno de ellos (de los finados), me dice Pablo (Cerna), mira ese es Manuel, el sobrino de la gobernadora Griselda Álvarez”.

Para esto Carlos era el dueño del escenario, tenía la atención de todos los asistentes, concentrada sobre él… para muchos era la primera vez que escuchaban esta historia de parte de unos de los testigos de un asalto que sacudió nuestro estado; para otros era rememorar aquél hecho.

Y proseguía: “resulta que lo tomaron de rehén, habían cooptado a los maleantes entre De la Vega y Ocampo y como a media calle estaba un consultorio médico, una mujer que llevaban del banco como rehén, se les escapó la persiguen y no la alcanzan y toman de rehén al sobrino de la gobernadora y lamentablemente fue quien pagó las consecuencias perdiendo la vida.

“Llegó incluso la gobernadora Griselda Álvarez hasta el jardín, donde se encontró con el cuerpo de su sobrino, pero además,  lo que hicieron los judiciales, fue preguntarse dónde estaban los asaltantes y dicen, están en el María Isabel, y ahí vamos, llegamos al cuarto donde decían que estaban y abrieron la puerta, afortunadamente no estaban”.

Recordó que ese doble asalto bancario fue una experiencia que me tocó vivir y que no sé si la adrenalina me llevó a a ir atrás de ellos, hasta que finalmente recapacité ya en la tarde, esa fue una gran experiencia que tuve  dentro de los medios”.

Dijo que hubo otras actividades en el aspecto deportivo, en información general, me tocó ser fundador del periódico El Mundo desde Colima, también en Canal 12 también de los fundadores, Juan José (Arias) que estaba de conductor de noticias; Laura Sánchez y Mauro, que era el de deportes y yo era el que lo alimentaba con información deportiva, entonces había cuatro, otros dos eran de información, ya después me tocó ser coordinador de Noticias del Canal, gracias a Laura Sánchez Menchero, que me dio la oportunidad a los pocos meses de ser el coordinador”.

Arévalos recordó que dejó la coordinación de deportes cuando tuvo otro ofrecimiento, cuando llegó el periódico El Independiente, con una gran tecnología, el más moderno que se tenía en Colima, entonces nos deslumbramos, sin embargo fue un fracaso fuerte en lo periodístico y tuvimos que salir de ahí, pero nuevamente Canal 12 nos cobijó.

Con la dirección del ingeniero José Levy iniciamos un programa deportivo el cual duró hasta cuando llegó la pandemia por el Coronavirus.

Luego recordó que “en esos tiempos se me presenta la oportunidad de llegar al periódico El Comentario, gracias a Roberto Guzmán Benítez, en ese tiempo director, quien me invita a trabajar con él, para él un recuerdo y una oración, por la confianza que me dio”.

Carlos Arévalos siguió rememorando cuando cubrió deportes, primero a nivel amateur, desde la cancha Andrés Figueroa, donde le tocó cubrir juegos donde participó Julio León, en el equipo “Estudiantes”, hoy presidente de la Asociación Colimense de Periodistas y Escritores, y que posteriormente le tocó cubrir eventos cuando Julio León, apodado “El Chamakú”, jugó en el equipo profesional de basquetbol “Limoneros”

Su solidaridad para el gremio…

En otra parte de su mensaje Carlos Arévalos recordó que como trabajador, él nunca tuvo problemas para que le otorgaran las prestaciones de ley, “sin embargo, poco a poco, se fue haciendo costumbre de retrasar sueldos a los compañeros y hubo casos donde hasta duraron dos años en que no les pagaron, por lo que tuvieron que poner su demanda para tratar de recuperar sus salarios caídos”.

Señaló que lamentablemente se ha seguido esa mala costumbre, “yo en alguna ocasión cuando fui coordinador del Club de Reporteros, en esa organización éramos defensores de las injusticias, pero que lamentablemente a nosotros nadie nos defiende”.

Indicó que esa situación sigue latente, “hay compañeros que me han comentado, que como nosotros somos la perrada de esto, nos dejan hasta al último para pagar y nos atrasan el pago quincenal y ellos, lamentablemente, no comen tacos de arena y necesitan de las prestaciones, porque también se enferman, y ocupan un techo donde vivir”.

Mi agradecimiento para todos ustedes y ojalá se pudiera hacer algo para tratar de recuperar las prestaciones para tantos reporteros, porque este es un SOS, porque actualmente ellos siguen padeciendo ese problema, llega la quincena y ellos esperan su pago y simplemente les dicen, no, no hay. Ojalá se pueda revertir esta situación para que los compañeros que vienen atrás de nosotros puedan tener lo indispensable para que puedan desarrollarse en esta tarea periodística, remarcó el homenajeado.

Carlos Arévalos estuvo acompañado de su esposa Alejandrina Vallejo, su hijo Carlos, su hermana Socorro, “mis nietos que andan por ahí regados”.

Otros asistentes al evento fueron la alcaldesa de Cuauhtémoc, Gabriela Mejía; la presidenta municipal de Villa de Álvarez, Esther Gutiérrez Andrade; con la representación de la alcaldesa de Colima, la Directora del Archivo Histórico del municipio, Patricia Sánchez de la Madrid; la titular e OSAFIG, Indira García Pérez.

El diputado federal Riult Rivera y los legisladores locales Katia Castillo, Fernanda Salazar, Crispín Guerra, entre otros muchos amigos de los homenajeados y miembros de Colegio de Comunicadores.