Por Juan Ramón Negrete Jiménez

Colima, Col., 4 de mayo de 2022.- Emotivo resultó el homenaje póstumo que el Congreso del Estado de Colima, tributó a uno de los suyos, al diputado Roberto Chapula de la Mora, diputado de la Sexagésima Legislatura, asesinado de manera cobarde la noche del pasado lunes en esta ciudad capital.

Fue el último homenaje luctuoso que se rindió por parte del Congreso del Estado a quien fuera el coordinador del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, donde se realizó el pase de lista donde el nombre de Roberto Chapula de la Mora se repitió en tres ocasiones y sus compañeros de legislatura corearan el grito de “presente”.

Los restos mortales de Roberto Chapula de la Mora, arribaron a las 14:20 horas, al área de estacionamiento del Congreso por Calzada Galván, donde se encontraban la gobernadora Indira Vizcaíno Silva, la presidenta del Congreso del estado, diputada Isamar Ramírez Rodríguez, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, magistrado Bernardo Alfredo Salazar Santana, así como la presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Viridiana Valencia Vargas, quienes acompañaron el féretro a su ingreso al recinto legislativo, el cual se encontraba casi lleno.

Cuando entraban los restos mortales del diputado Chapula de la Mora, lo hizo en medio de las notas del clarín y el redoble de tambores, así como el sonido de cornetas, que hacían el toque de silencio a cargo de la banda de guerra del 88| Batallón de Infantería perteneciente a la XX Zona Militar, mientras que el féretro era ubicado en el centro del recinto de sesiones, donde había cinco arreglos florales y una fotografía tamaño poster con la imagen del diputado Roberto Chapula.

Una vez que el féretro quedó ubicado al centro del salón de sesiones, la gobernadora Indira Vizcaíno, la presidenta del Congreso Isamar Ramírez. El magistrado Bernardo Salazar Santana, la diputada Viridiana Valencia Vargas, presidente de la Comisión Política de Gobierno Interno; y los diputados Héctor Magaña Lara y Crispín Guerra Cárdenas, coordinadores de los grupos parlamentarios del PRI y PAN, respectivamente, realizaban la primera guardia de honor.

Posteriormente pasaron a ocupar sus lugares, los titulares de los tres poderes, en el presídium; los coordinadores de los grupos parlamentarios, en sus curules respectivas.

La curul que habitualmente era ocupada por el legislador del PVEM, estaba vacía, se había dispuesto colocar un moño negro sobre el sillón y sobre la madera que sirve de escritorio, se había colocado un arreglo floral.

En las demás curules se encontraban los demás legisladores. Roberto Chapula siempre se sentaba a un lado de su compañera de bancada Patricia Ceballos Polanco y el coordinador del grupo parlamentario del PRI, Héctor Magaña Lara.

Una vez que inició la ceremonia luctuosa, después del pase de lista, se procedió a entonar el himno nacional mexicano, mientras que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, cubrían el féretro con la bandera nacional.

Entre los asistentes a esta ceremonia solemne en homenaje póstumo al diputado Roberto Chapula de la Mora, se encontraban muchos de sus familiares encabezados por el patriarca de la familia don Salvador Chapula Perales, padre del legislador asesinado, quien a pesar de las dificultades para caminar a consecuencia de la edad, apoyándose en un bastón y de uno de sus familiares, ahí estaba en la primera butaca del lado derecho.

También estaban la esposa de Roberto Chapula, la señora Carmen Leticia Rincón Moctezuma, sus hijos Roberto, Gaby, Ricardo, Vianey, Guadalupe y Roberto; sus hermanas Martha, Rosa Edith, Socorro, su hermano Salvador, sus nietos, sus sobrinas y sobrinos y muchos más familiares.

Al evento acudieron los ex gobernadores Fernando Moreno Peña, Carlos Flores Dueñas, Ramón Pérez Díaz, Arnoldo Ochoa González, y Mario Anguiano Moreno; también estaban los rectores, de la Universidad de Colima, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, de la Universidad Tecnológica de Manzanillo, Ramón Núñez de la Mora.

Acudieron ex diputados que fueron compañeros de Roberto Chapula, ya fuera en la Quincuagésimo Tercera, o en la Quincuagésimo Quinta Legislatura, entre ellos Nabor Ochoa López, Francisco Anzar Herrera, Luis Gaitán Cabrera y Sergio Marcelino Bravo Sandoval, (actual magistrado del Supremo Tribunal de Justicia), y Hèctor Arturo Velasco Villa, por citar a algunos.

También acudieron algunos funcionarios de la administración estatal, entre ellos la Secretaria General de Gobierno, Lupita Solís; el Subsecretario del Trabajo, Francisco Javier Pinto Torres;  la senadora de la República, Gabriela Benavides Cobos y la diputada federal Julia Licet Jiménez Angulo, quien también es la presidenta estatal del Partido Acción Nacional.

También acudieron presidentas y presientes municipales, destacándose que la púnica que no confirmó su asistencia fue la alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez; hubo magistrados y magistradas del Supremo Tribunal de Justicia; del tribunal Electoral del Estado; del Tribunal de Justicia Administrativa, abogados y abogadas, consejeros de la Comisión de Derechos Humanos, entre muchos más.

Hubo diez mensajes…

Mientras en la ceremonia luctuosa se daba lectura a la reseña de vida del diputado Roberto Chapula de la Mora, por parte de Alexandro Carvajal, e inmediatamente después la presidenta de la mesa directiva, Isamar Ramírez, dirigía un mensaje donde señalaba que los integrantes de la Sexagésima Legislatura estaban entristecidos por los motivos de esta ceremonia.

En total hubo diez intervenciones, un representante de cada grupo parlamentario y las diputadas únicas, por lo que intervinieron Viridiana Valencia Vargas, por MORENA; Héctor Magaña Lara, del PRI; Crispín Guerra Cárdenas, del PAN; Glenda Yazmín Ochoa, de Movimiento Ciudadano (MC); Sandra Patricia Ceballos Polanco, por el Partido Verde (PVEM).

También participaron Myriam Gudiño Espíndola, de Nueva Alianza Colima; Evangelina Bustamante Morales, por el Partido del Trabajo (PT) y Kathia Zared Castillo, por el Partido Encuentro Solidario Colima (PES),

La mayoría de ellos habló de las vivencias que tuvieron con el legislador asesinado, coincidían que Roberto Chapula fue un hombre con una enorme franqueza, y le reconocían como un gran conocedor de nuestra historia, con gran carisma que supo ganarse la confianza de mucha gente.

Le reconocieron la amplia experiencia en materia legislativa, en donde dijeron les daba clase a muchos de ellos en sus intervenciones, no en balde, decían, fue diputado local en tres ocasiones, dos veces regidor del Cabildo del Ayuntamiento de Colima y presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de 2009 a 2015.

Las y los legisladores que participaron reconocieron las grandes aportaciones en materia legislativa, así como sus intervenciones en el debate parlamentario.

Asimismo hubo quienes reconocieron que tuvieron desencuentros con el diputado Chapula, por su manera, a veces arrebatada, de realizar el trabajo al interior del Congreso.

Le ponía sabor al caldo…

La coordinadora de MORENA, Viridiana Valencia, señalaba que a partir del asesinato del legislador, “pudimos constatar cuánta gente quería al diputado Roberto Chapula de la Mora”.

Enseguida recordaba que “no es un secreto para nadie, sino por todo lo contrario, fue un hecho público y notorio, que tuve diferentes encuentros y desencuentros parlamentarios con don Roberto, que en esta tribuna le ponía sabor al caldo como él decía, con las amplias discusiones y su forma tan peculiar de argumentar y debatir, pero al final de cuentas y al terminar la sesión en gobierno interno, siempre me decía: “es político, es político”.

Luego afirmaba que Chapula de la Mora lo sabía “a pesar de que a menudo tuviéramos intensas discusiones, sin embargo, y creo que el diputado Roberto lo sabía, yo reconozco ampliamente su experiencia política y lo he manifestado en los pasillos”.

Siguieron las intervenciones, los recuerdos, las anécdotas y fue la diputada Sandra Patricia Ceballos Polanco, del Partido Verde, quien puntualizó las condiciones actuales de inseguridad que está viviendo el pueblo de Colima.

La legisladora del PVEM se preguntaba ¿porque esperar a qué se den casos así, para poner más ahínco en solucionar los diversos problemas de inseguridad que desde inicios de año se han venido acrecentando?

¿Cuántas víctimas más se necesitan, cuántas familias deben llorar a sus seres queridos víctimas de esta inseguridad?

¿Cuántas reuniones estratégicas más se necesitan para que se materialicen acciones contundentes, que atiendan la problemática de inseguridad en la que está inmerso el estado?

¿Cuántas familias más destruidas?, ¿cuántos muertos más?

¿Cuánta sangre derramada se necesita para apagar este incendio de inseguridad y muerte en nuestro estado?

Sus interrogantes no tuvieron respuesta y lo único que consiguió fue que ni la Gobernadora Indira Vizcaíno, ni la presidenta de la mesa directiva del Congreso, Isamar Ramírez, aplaudieran la intervención de la diputada Cabellos Polanco.

Y así continuarán hasta las 14:35, la presidenta de la mesa directiva, señalaba que con los acordes fúnebres, entonados por la banda de guerra de la Policía Estatal, retirarían la bandera nacional que enfundaba el féretro, para entregársela a la gobernadora y ésta a su vez, le entregara a la esposa de Roberto Chapula de la Mora.

Finalmente se montaron las últimas guardias de honor en donde participaron todos los legisladores, así como familiares del diputado Chapula de la Mora y para concluir el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, la presidenta del Congreso local, la presidenta de la junta de gobierno y coordinación política, y los diputados Héctor Magaña Lara, del PRI; Crispín Guerra Cárdenas, del PAN; y, Patricia Ceballos, del PVEM, integraron la comisión, para despedir el féretro que contenía los restos mortales de Roberto Chapula de la Mora.

Escoltan el ataúd y a las 14:38, traspasa la puerta principal del Congreso, y por la rampa para discapacitados, es trasladado hasta la carroza, para conducirlo a las demás actividades, todo ello en medio de un aplauso de legisladores, familiares y pueblo que acudió a despedir a su amigo.

Todavía antes de que subieran el ataúd a la carroza, dos personas del pueblo, piden a los legisladores dirigir unas palabras y aprovechan para exigir justicia y demandar por qué la gobernadora del estado, no encara esta situación; y exigen se esclarezca el asesinato de Roberto Chapula y de las demás personas que han fallecido en Colima.

Las y los diputados hacen mutis, nadie contesta y las preguntas siguen flotando en el ambiente. Poco a poco se retiran de la carroza, para dejar solamente a los familiares que se organizan para trasladar el féretro a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima, donde se le tributaría un último homenaje a quien fue ombudsperson estatal de 2009 a 2015.