Por Juan Ramón Negrete Jiménez

Colima, Col., 21 de noviembre de 2020.- Con una breve ceremonia litúrgica donde participó el sacerdote Eduardo García,  y una evento en donde hubo tres participaciones para plasmar las distintas facetas de cómo fue Jesús Silverio Cavazos Ceballos, este sábado se recordó el décimo aniversario del asesinato del ex gobernador de Colima, mismo que fue convocado por su viuda la señora Idalia González Pimentel de Cavazos y sus hijas Andrea y Jesica y su hijo Jesús Silverio Cavazos González.

El evento se desarrolló por la calle José G. Alcaraz, a la altura del número 1849,  a un costado de donde cayó abatido el gobernador Cavazos Ceballos, en donde se colocó el tradicional tapete de flores, con pétalos de rosas blancas, rosas, rojas, crisantemos blancos y rosados, y al centro con pétales de rosas rojas las letras JSCC.

En el evento quien fuera la esposa del ex gobernador Silverio Cavazos, dijo que “el evento es para recordar no solo su asesinato, sino el de tantas personas que sufren solos en sus pequeños espacios, en silencio, es el llamamiento; diez años de impunidad; diez años en donde nos han dicho lo que ellos han querido, pero que no han dicho la verdad”.

En su participación la señora idalia González Pimentel, afirmó que a diez años del asesinato de su esposo Silverio Cavazos, “muchas cosas han cambiado, a la mayoría de nosotros nos salieron arrugas, nuestros hijos e hijas crecieron, muchos de ustedes incluso disfrutan ya de la alegría de ser abuelos y así también, muchos familiares nuestros ya no se encuentran con nosotros”.

Afirmó que con el paso del tiempo es imposible no recordar la generosidad y grandeza de Silverio y me hubiera gustado haber leído un texto que había elaborado, “pero fueron tan bonitas las participaciones de mis amigos del magistrado Bernardo Salazar, Miguel Chávez Michel y Juan Ramón Negrete, que reflejaron muy bien como era Silverio, en sus distintas facetas, entonces ya quedó cubierto, porque ya lo mencionaron”.

Idalia González Pimentel agradeció la presencia del alcalde de Colima Leoncio Morán Sánchez, de su esposa Azucena López Legorreta; el presidente estatal del PRI, José Manuel Romero Coello, así como del ex legislador panista Pedro Peralta Rivas, así como ex colaboradores y amigos de la familia Cavazos González, a quienes dijo que “siempre nos dieron su respaldo sin recato alguno, nunca nos dieron la espalda y nunca cuando nos hemos encontrado nos han evadido”.

Esto, dijo para nosotros es importante recalcarlo, porque así como sucedió con Silverio hace diez años, lamentablemente al día de hoy, muchas familias de Colima y miles de familias en México, viven una tragedia similar en donde alguien de su familia ha pasado por algo parecido a lo que nosotros vivimos.

“Muchas mamás, hermanos, hijos, hoy sufren de esa indolencia, de esa falta de atención, falta de consideración incluso de nuestra propia sociedad, porque cuantas veces no hemos escuchado, “si le sucedió algo mal, es que en malos pasos andaba, algo malo debió haber hecho, así andaba”.

“Silverio, a mi desde el primer año me motivó, el poder demostrar que si bien no era, como lo he dicho en otras ocasiones, una perita en dulce, porque era combatiente, no era dejado, era rebelde, pero era una persona buena, noble y sencilla, siempre fue auténtico y jamás se avergonzó de nada, incluso de sus mismas fallas o sus mismos errores”, dijo Idalia González.

En la ceremonia hablaron el magistrado Bernardo Alfredo Salazar, el cronista Miguel Chávez Michel y el presidente de la FAPERMEX, Juan Ramón Negrete Jiménez, quienes se refirieron a cómo fue la relación con el ex gobernador Jesús Silverio Cavazos, en el aspecto profesional como abogado; de su trayectoria partidista y de su relación con los medios de comunicación y la sociedad.