Banxico aumentó tasa de interés a 7.75%, la segunda alza en 2018

@politicomx Agencia Notimex

CDMX, 21 de junio de 2018.- El Banco de México (Banxico) aumentó en 25 puntos base su tasa de interés de referencia, a 7.75 por ciento, desde el 7.50 por ciento previo. Esta es la segunda alza que realiza el banco central en lo que va del año.

En un comunicado, la Junta de Gobierno del Banxico informó que por unanimidad se decidió aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base, a un nivel de 7.75 por ciento, pues algunos riesgos para la inflación han comenzado a materializarse.

En el caso de México, desde la última decisión de política monetaria, el peso presentó una depreciación adicional y un aumento en la volatilidad. Banxico refirió que dicho comportamiento estuvo influenciado por factores externos, así como la falta de acuerdos en el proceso de renegociación del TLCAN y la incertidumbre asociada al proceso electoral.

“La disminución de la inflación registrada en los primeros cinco meses de 2018 es congruente con la trayectoria convergente de la inflación hacia su meta prevista en el último Informe Trimestral. No obstante, algunos de los riesgos al alza para la inflación señalados por este Instituto Central han comenzado a materializarse. En particular, se ha observado una mayor depreciación del tipo de cambio y presiones sobre los precios de las gasolinas y del gas L.P. asociadas a incrementos en sus referencias internacionales”, refirió Banxico.

En su cuarto anuncio de política monetaria del año apuntó que se ha acrecentado el riesgo de que la inflación presente un ritmo más lento de convergencia a su objetivo que el previsto anteriormente, lo que podría retrasar el logro del objetivo de 3.0 por ciento de no modificarse la postura monetaria.

“En cuanto a los aranceles impuestos por Estados Unidos y las medidas equivalentes anunciadas recientemente por México, se estima que su impacto sobre la inflación sea acotado y de corta duración. Tomando en cuenta lo anterior, se ha acrecentado el riesgo de que la inflación presente un ritmo más lento de convergencia a su objetivo que el previsto anteriormente, lo que podría retrasar el logro del objetivo de 3% de no modificarse la postura monetaria”, subrayo la entidad.

Así, el instituto central decidió elevar la tasa de referencia de 7.50 a 7.75 por ciento, su mayor nivel en poco más de nueve años, en línea con lo esperado por el consenso del mercado y con la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que el 13 de junio pasado elevó la tasa de fondos federales.

“Hacia adelante, la Junta mantendrá una postura monetaria prudente y continuará dando un seguimiento especial al traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, a la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y a la evolución de las condiciones de holgura en la economía”, finalizó.