Colima, Col., 22 de mayo de 2020.- Bajo un contexto de más de dos meses de contingencia sanitaria que ha incluido el distanciamiento social, el cierre de espacios y el paro de algunas actividades económicas. Es importante considerar la situación para identificar sus repercusiones en la seguridad pública, estableciendo comparaciones con meses y años anteriores. En el siguiente análisis muestra los incrementos y descensos de la incidencia delictiva tanto a nivel nacional como en el Estado de Colima, teniendo en cuenta con los datos presentados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Comenzando con los homicidios dolosos a nivel nacional, se han iniciado 9,751 Carpetas de Investigación (C.I) por este delito de enero-abril del 2020, en comparación al primer cuatrimestre del 2019, este delito ha incrementado 1.8% en todo el país. Los homicidios intencionales han mantenido (tanto en este año como en el anterior) una tasa de 7.6 casos por cada 100 mil habitantes al mes de abril. Lamentablemente, a causa de este delito han fallecido 11,535 personas de las cuales un 89.3% fueron hombres, 8.5% mujeres y 2.1% no identificado.

En el Estado de Colima, entre enero y abril se registraron 216 C.I por este delito, involucrando el deceso de 251 personas, lo que resulta como un incremento del 9% en el número de víctimas en comparación con el año anterior (230). A nivel nacional, el Estado conserva el primer lugar de incidencia con 27.51 casos por cada 100 mil habitantes, tres veces superior a la media del país. Teniendo en cuenta el número de C.I, en la entidad los homicidios dolosos se han mantenido en 54 casos al mes, por lo que no se observa un cambio significativo en los meses de contingencia.

En el país, de enero a abril se han registrado 1,301 muertes intencionales de mujeres, de las cuales 24% han sido considerados feminicidios; en otra palabras, en México entre 2 y 3 mujeres pierden la vida por razón de género al día. Colima, se encuentra en primer lugar de incidencia a nivel nacional por este delito con una tasa de 1.27 casos por cada 100 mil habitantes. En números absolutos, entre enero y abril se abrieron 5 C.I por feminicidio y fallecieron 6 mujeres, la diferencia con el 2019 es significativa pues en los primeros cuatro meses se había registrado solo 1 caso de feminicidio.

Las muertes de mujeres por razón de género se han enmarcado en un contexto de violencia familiar, tan solo en el Estado de Colima, al mes de abril se han registrado 1,293 C.I de este delito.

En comparación con los primeros cuatro meses del año pasado, el número de casos incrementó 32%. En el crecimiento de este delito en lo que va del año, tiene que considerarse, además, una cifra negra de víctimas con dificultades de presentar una denuncia debido a la convivencia cercana y constante con los posibles agresores por la situación de confinamiento.

Los casos de violación, por otro lado, han tenido un incremento a nivel nacional de 4.4% pasando de 5,283 C.I (ene-abr 2019) a 5,520 (ene-abr 2020) en números absolutos. Comparando los mismos periodos, el crecimiento también se ha observado en los demás delitos contra la libertad sexual como el abuso (4%), el acoso (5.5%), el hostigamiento (23%) y otros (37%). Teniendo en cuenta la población, se ha registrado una tasa de 4.32 casos de violación por cada 100 mil habitantes en el país.

El Estado de Colima tienen una tasa similar a la nacional con 4.48 casos por cada 100 mil habitantes, sin embargo, en comparación con los primeros cuatro meses año anterior, este delito ha disminuido 7% de 41 casos (ene-abr 2019) a 38 (ene-abr 2020), y respecto a los otros delitos contra la libertad sexual el abuso subió 32% y el hostigamiento se mantuvo igual al año anterior con 10 casos.

Respecto al secuestro a nivel nacional, se han abierto 303 C.I por este delito en el el primer cuatrimestre del año, registrando la cifra más baja, desde el 2015, en el mes de abril (68). Sin embargo, contrario a los datos SESNSP, la Asociación Alto al Secuestro reporta 443 casos de secuestro acumulados entre enero-abril 2020, y 99 de ellos ocurridos en este último mes.

Teniendo en cuenta la cifras oficiales la tasa nacional pasó de 0.37 (ene-abr 2019) a 0.24 (ene-abr 2020) casos por cada 100 mil habitantes. El Estado de Colima, se mantiene en el margen de esta media con una tasa de 0.25. De enero a abril 2020, se han registrado 2 casos de secuestro los cuales han involucrado a 3 víctimas.

El delito de lesiones dolosas tiene una tasa nacional de 37.68 casos por cada 100 mil habitantes. En números absolutos, entre enero-abril 2020 se han registrado 48,156 C.I por este delito, y en abril se registró la cifra más baja (9,893) desde el 2016. Considerando el número de víctimas, este delito ha disminuido 7% de 57,106 (ene-abr 2019) a 52,967 (ene-abr 2020). En este año el 50.3% de los agredidos son hombres, 36.4% son mujeres y 13.2% no identificados.

Al igual que a nivel nacional este delito, disminuyó 4% en el Estado de Colima de 435 casos (ene-abr 2019) a 414 (ene-abr 2020), con una tasa de 52.73 casos por cada 100 mil habitantes.

Respecto al sexo de las víctimas 51% son hombres, 39% mujeres y 9% no identificados. Considerando la contingencia, en marzo se registró una de las cifras más altas de este delito (120) en los últimos doce meses, y el número bajó para el mes de abril (98), aun así en este bimestre se registraron 11% más de lesiones dolosas que durante ene-feb.

Los delitos patrimoniales son de interés especial debido a la situación económica. Comenzando por los robos a casa habitación de enero a abril 2020 se han registrado 22,417 C.I, con una tasa de 17.54 casos por cada 100 mil habitantes. En comparación con el mismo periodo del año pasado, este delito disminuyó 16%.

Teniendo en cuenta que en el segundo bimestre del año se extendió la indicación de quedarse en casa, llama la atención que en marzo y abril se hayan reportado las cifras bajas de este delito, tan solo en el mes de abril se reportó la cifra baja de robos a casa habitación en los últimos cinco años, es decir 3,780 C.I en todo el país, considerando además, que el promedio mensual de este delito durante el 2019 fue de 6,707 C.I, y que de marzo a abril la disminución fue del 33.6%.

Bajo el mismo contexto, en el Estado de Colima la tendencia también fue a la baja. La tasa pasó de 97.49 (ene-abr 2019) a 79.73 (ene-abr 2020) casos por cada 100 mil habitantes, en términos porcentuales, la disminución de los robos a casa habitación en el Estado fue del 16%. Así mismo, en el segundo bimestre del año se registraron la cifras más bajas (148 en marzo y 122 en abril) desde 2015.

En las cifras de robos a vehículos también se observaron disminuciones, por un lado, a nivel nacional la tasa pasó de 51.4 (ene-abr 2019) a 40.87 (ene-abr 2020), considerando los números absolutos, este tipo de robo se redujo 19% (64,674 a 52, 229 respectivamente), y al igual que los casos de robo a casa habitación, en abril se registró la cifra más baja en los últimos cinco años, con 10,117 de vehículos robados, considerando que tan solo el promedio del año pasado fue 15,403.

En el Estado de Colima, la reducción de este delito considerando las cifras absolutas fue de 12%, de 388 casos (ene-abr 2019) a 339 (ene-abr 2019), por lo que se tiene una tasa de 43.18 casos por cada 100 mil habitantes, siendo el segundo bimestre del 2020, en el que se han registrado menos casos (153 sumando marzo y abril) al menos en los últimos doce meses.

Respecto a los robos a negocios, la incidencia a nivel nacional de este delito también bajó, pasando de una tasa de 29.85 (ene-abr 2019) a 25.02 (ene-abr 2020) por cada 100 mil habitantes y al igual que los delitos anteriores, las cifras del segundo bimestre 2020 marzo (8,334) y abril (6,315) están por debajo del promedio mensual el año pasado (9,160).

A diferencia de lo nacional, en el Estado de Colima, este delito incrementó 5% con respecto al primer cuatrimestre del año pasado, por un lado la incidencia pasó de 30.72 (ene-abr 2019) a 31.7 (ene-abr 2020) robos a negocio por cada 100 mil habitantes. Por otra parte, de los 249 casos de enero a abril 2020, en 16 se hizo uso de la violencia, el doble de robos a negocio violentos registrados en el mismo periodo de 2019 (8 robos violentos de 237 registrados contra negocios).

Así mismo, en México se abrieron 2,602 C.I por el delito de extorsión de enero a abril 2020, 4% menos que en el primer cuatrimestre del 2019, por lo que la tasa de dichos períodos se mantiene en 2 casos por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, en el Estado de Colima la media nacional se duplica con una tasa de 4.84.

Considerando los números absolutos de enero a abril 2020, se han registrado 38 extorsiones en Colima, más del doble de los casos del año pasado (17).

Sin embargo, a nivel nacional los delitos como los patrimoniales (robo a casa habitación, vehículo, negocio y extorsiones) han disminuido comparando ene-abr 2019 y 2020, así como los secuestros y lesiones dolosas. Es complicado definir si la disminución se puede atribuir a la contingencia sanitaria o a las políticas públicas en materia de seguridad, dado que las muertes intencionales (homicidios dolosos y feminicidios) y los delitos contra la libertad sexual se mantienen en un margen similar al de años pasados, sin detenerse dadas las condiciones actuales.

Lo mismo sucede en el Estado de Colima. Si bien han bajado los robos de vehículo, a casa habitación, lesiones dolosas, secuestros y violaciones, los delitos que atentan contra la vida han incrementado, tanto homicidios dolosos como feminicidios, además de encontrarse en el primer lugar de incidencia delictiva nacional en ambos, también se registraron cifras altas en delitos patrimoniales como los robos a negocio y las extors