Por Juan Ramón Negrete Jiménez

Colima, Col., 7 de noviembre 2019.- Este miércoles se llevó a cabo la comparecencia-reunión de trabajo entre los diputados de la Quincuagésimo Novena Legislatura del estado y el encargado de despacho de la Dirección del Centro de Reinserción Social (CERESO), Francisco Javier Delgado Betancourt, de la ciudad de Colima, a fin de que proporcionara información sobre las necesidades más apremiantes que tiene este reclusorio, así como también informara acerca de lo sucedido en el asesinato de dos internos.

La reunión, como se ha venido haciendo costumbre, se realizó a puerta cerrada, por lo que no se permitió el acceso de los medios de comunicación, ni se brindaron las facilidades para haber podido entrevistar al encargado de despacho del CERESO.

A esta reunión de trabajo, el Encargado de Despacho del CERESO, estuco acompañado por el director General de los Centros de Reinserción Social (Cereso), José Alfredo Lara Guerrero, quien solo acudió a respaldar a Delgado Betancourt

El diputado panista Francisco Rodríguez García, quien estuvo presente en la reunión de trabajo, expresó que como en todas las comparecencias siempre quedan temas pendientes, sin embargo señaló que el funcionario informó que se está trabajando sobre un diagnóstico para conocer todas las deficiencias que tiene el CERESO, para atender adecuadamente a los internos y una vez que esté concluido dicho diagnóstico se hará llegar al Congreso del Estado, para que los legisladores cuenten con un argumento legal para buscar un mejor presupuesto para los CERESOS que existen en el estado.

“También se vio el tema de las dos personas asesinadas, done se indicó que en eso ya está trabajando la Fiscalía, indicando que se les han brindado todas las facilidades para que puedan llevar a cabo todas las indagatorias y contar con toda la información que exista al respecto”.

El panista Rodríguez García, indicó que es preocupante la situación que se está manejando al interior de este reclusorio en lo que se refiere a la baja de custodios, “lo que muestra que el estado de fuerza está débil para atender este centro de reclusión, además de que el CERESO de Colima es el más añejo de la entidad, ya cuenta con 40 años de vida, se inauguró en 1979, y obviamente se necesitan hacer adecuaciones al interior del mismo, que van desde poda de árboles, desde eliminar algún tipo de tienditas que existen al interior, en fin, una serie de adecuaciones que está haciendo el encargado del despacho, en el tiempo que lleva ahí”.

Francisco Rodríguez, mencionó que durante la reunión de trabajo, el encargado del despacho del CERESO, habló de que  se van a realizar adecuaciones, para separar lo que son los internos procesados, y a los que ya están sentenciados, para tenerlos claramente limitados y que se busque, junto con ello, el buscar todas las medidas que recomienda la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que han hecho observaciones en sus diagnósticos para poderle dar una atención prioritaria en torno a esto”.

Agregó que en la reunión e trabajo e platicó acerca de la posibilidad de que se pueda convertir el uso de celular, la introducción del celular al reclusorio como un delito, “y el encargado del despacho del CERESO, lo valora como una iniciativa positiva, que pudiera Verse como lo propuso el Secretario de Seguridad Pública, pero tendría que valorar ese tema para ver si se incluye en el Código Penal”.

Respecto a las personas que recientemente fueron asesinadas al interior del CERESO, Francisco Rodríguez, señaló que de acuerdo a lo que les compartió el Encargado de Despacho del CERESO, les indicó que fueron torturados y al parecer fueron degollados, siendo localizados en un montículo, en la zona B.

Su ausencia se notó en el pase de lista de las 4 de la tarde, los comenzaron a buscar y cerca de las seis de la tarde localizaron los cadáveres, dijo Rodríguez García.