Colima, Col., 7 de noviembre de 2019.- El magistrado Bernardo Salazar dijo que el Poder Judicial tiene la situación de que en el año 2020, “nos vamos a hacer cargo de lo que es la justicia laboral, por lo cual hay que diseñar y en eso estamos trabajando, todo el esquema de modelo de gestión que habrá de implementarse para atender los juicios del orden laboral”.

Así también, agregó, “el siguiente año nos haremos cargo ya de lo que es la oralidad mercantil, porque ya todos los juicios mercantiles, se van a tramitar en procesos orales, en audiencias de juicio, y eso requiere que estemos preparados en cuanto a la infraestructura, en cuanto a la capacitación de los funcionarios judiciales, para atender una dinámica, que hasta el momento se ha venido atendiendo en ciertos casos, no en la totalidad, recordemos que nada más algunos procesos se llevan de manera oral, sin embargo el próximo año 2020, todos los procesos en materia mercantil se tendrán que llevar a través de juicios orales”.

Destacó que eso implica que debemos tener más espacios para audiencias de juicio oral, más salas de oralidad de las que tenemos y con los que ahorita contamos y que se dedican a la oralidad en los juicios mercantiles y en aquellos del orden familiar que así lo determina la ley, la verdad es que son salas insuficientes y que todos los días están saturadas, todos los días tienen agenda y están ocupadas, ahora con la dinámica de que todos los juicios mercantiles serán orales, estamos previendo que estas salas serán insuficientes definitivamente, por lo que tenemos que pensar en adaptar espacios, ante la imposibilidad de poder construir nuevos edificios que alberguen las salas de oralidad.