Villa de Álvarez, Col., 30 de septiembre de 2019.- Los ciudadanos de Villa de Álvarez, sus familias y su patrimonio, sortearon muy bien la adversidad provocada por la Tormenta Tropical “Narda”.

Así lo expresó el Presidente Municipal Felipe Cruz, quien agregó que lo más importante es ninguna persona fue lastimada por este fenómeno climático, pues “lo más importante siempre será la vida y la salud de los seres humanos”.

Al hacer un recuento de lo provocado por esta tormenta, durante un recorrido por el Arroyo Seco, Cruz Calvario informó que fue muy importante la tarea preventiva que se hizo desde el sábado por la mañana, con los equipos municipales de Protección Civil, Seguridad Pública, Mantenimiento y Conservación, y Tránsito y Vialidad, a los que se equipó con las herramientas necesarias, y que desde el domingo por la madrugada ya estaban coordinados para las tareas de auxilio a los ciudadanos y reconocimiento de los puntos críticos.

El alcalde villalvarense comentó que, con relación a incidentes por esta Tormenta Tropical, fueron derribados por la lluvia y el viento 6 árboles; el agua del Arroyo Seco superó el puente, por lo que se suspendió el paso durante un par de horas, rumbo a Minatitlán; seis viviendas en distintos puntos del municipio sufrieron leve inundación y en los kilómetros 18 y 28 de la carretera a Minatitlán volvió a darse un par de derrumbes en los cerros, que no lastimaron a nadie.

Todas estas adversidades, que fueron mínimas, terminaron por ser resueltas con rapidez, por lo que es digno de mencionar la conducta ejemplar de los ciudadanos, en su responsabilidad de prevenirse, y el trabajo desarrollado con la rapidez de cada caso por las y los colaboradores de Protección Civil Municipal, Seguridad Pública, Mantenimiento y Conservación, y Tránsito y Vialidad.

Como lo expresamos con respecto al huracán “Lorena”, en este otro caso con “Narda” lo reiteramos; es más importante saber que los villalvarenses estamos bien, concluyó Felipe Cruz.