Por Juan Ramón Negrete Jiménez

Colima, Col., 13 de agosto de 2019.-El alcalde de Armería Salvador Bueno Arceo, fue vinculado a proceso como imputado del delito de violencia intrafamiliar, por hecho ocurridos hace poco más de un mes (11 de julio), cuando agredió físicamente a su esposa la señora Silvia “N”, a quien presumiblemente golpeó con la cacha de una pistola, provocándoles algunas lesiones, por lo que se levantó la denuncia correspondiente ante la Agencia del Ministerio Público.

Producto de esa agresión se abrió la carpeta de investigación NSJP/ARM/CI/ÚNICA 2861/2019, radicada en la mesa única de la Agencia del Ministerio Público de Armería.

Este martes, la Fiscalía General del Estado, a través de un comunicado de prensa, dio a conocer que el alcalde Salvador Bueno Arceo, “fue vinculado a proceso como imputado del delito de violencia intrafamiliar, por hechos ocurridos hace más de un mes, debido a que agredió físicamente a su cónyuge, según lo que establece la Carpeta de Investigación”.

De acuerdo al comunicado, “concluida la audiencia de vinculación, el juez de control concedió a petición del imputado y su defensa, y con la anuencia de la ofendida, la suspensión condicional del proceso por un plazo de seis meses, bajo las condiciones de reparar el daño, residir en un lugar determinado, recibir terapia psicológica y no volver a ejecutar actos de violencia intrafamiliar hacia la víctima”.

El mismo comunicado relata que “como se recordará, el imputado fue denunciado penalmente, debido a que le causó varias lesiones a la agraviada y tras realizar la investigación correspondiente, el Ministerio Público resolvió turnarlo a la autoridad jurisdiccional como responsable del delito antes señalado”.

Según la información dada a conocer por la Fiscalía “…la suspensión condicional del proceso es un planteamiento que incluye la reparación del daño y el sometimiento del imputado a una o varias condiciones, a fin de garantizar la tutela de los derechos de la víctima y en caso de cumplirlas, se puede dar lugar a la extinción de la acción penal”.

Cuando se dieron a conocer los pormenores de la agresión en contra de la señora Silvia “N”, por parte de su esposo el alcalde de Armería, Salvador Bueno Arceo, el Congreso del Estado, el 11 de julio, a propuesta de nueve de las diputadas integrantes de la bancada de género de la Quincuagésimo Novena Legislatura, encabezadas por la diputada Ana Karen Hernández Aceves, Blanca Livier Rodríguez Osorio, Francis Anel Bueno Sánchez, Ma. Remedios Olivera Orozco, Rosalva Farías Larios, Lizet Rodríguez Osorio, María Guadalupe Berver Corona, Gretel Culin Jaime y Araceli García Muro, aprobaron un punto de acuerdo, donde reprobaron la agresión de parte del edil de Armería.

En el Punto de Acuerdo se hizo un atento y respetuoso exhorto al Licenciado Gabriel Verduzco Rodríguez, Fiscal General del Estado, “para que investigue la probable comisión de un delito por el Presidente Municipal de Armería, procurando en todo momento la aplicación de la justicia pronta y expedita, y en caso de encontrarse responsable de los hechos delictivos denunciados, busque la justa sanción por la comisión de ese ilícito, la reparación del daño ocasionado y la debida atención a las víctimas y/o sus familiares, valiendo en todo momento los Derechos Humanos y rigiéndose en todo ese proceso bajo los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, eficiencia, objetividad, y profesionalismo”.

Hay que señalar que de acuerdo al Código Penal vigente para el estado de Colima, el delito de violencia intrafamiliar no lo considera como delito grave, y de acuerdo a lo establecido por el artículo 225, “al miembro de la familia que abusando de su autoridad, fuerza física o moral o, cualquier otro poder que se tenga, realice una conducta que cause daño en la integridad física, psíquica o ambas, a otro miembro de la familia, independientemente de que produzca o no otro delito, se le impondrá de uno a cinco años de prisión y multa por un importe equivalente de cincuenta a cien unidades de medida y actualización”.