Colima, Col., 12 de julio de 2019.- Las recomendaciones dictadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a los Servicios de Salud del Estado de Colima se encuentran sujetas al proceso de seguimiento por lo que podrán confirmarse, solventarse, aclararse o modificarse en tiempo y forma.

Así lo informa el área de Seguimiento de Auditorías de la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, al referirse a la fiscalización federal sobre los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA).

Con base en el artículo 39 de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, se cuenta con un plazo de 30 días hábiles para presentar la información y consideraciones para solventar los resultados pendientes, por lo que la dependencia reitera, estar en tiempo de presentar documentación necesaria.

Además, agrega que del universo evaluado por la ASF, solamente el 2.1% de la documentación fue observada, hechos determinados que derivaron en la promoción de las acciones correspondientes y ya están en proceso; mientras que el 97.9% del porcentaje erogado resultó sin observación.

Cabe mencionar que de las 19 observaciones realizadas por la ASF, 12 fueron solventadas antes de la integración del informe final que hizo el organismo fiscalizador.

Respecto a la documentación de pagos y trámites que se presentan en dicha evaluación como observados, se informa que se entregarán como corresponde a la propia Auditoría Superior de la Federación, bajo los formatos establecidos, y estarán disponibles para su consulta y transparencia.

La Secretaría de Salud destaca finalmente, que el Gobierno del Estado realiza una gestión razonable de los recursos de dicho fondo y trabaja para mejorar la eficiencia en su uso.