Colima, Col., 12 de julio de 2019.- El Instituto Colimense de las Mujeres condena todo hecho de violencia de género que se dé en contra de las mujeres y niñas colimenses, por lo que señala que resulta preocupante que agresiones provengan de Personas en el Servicio Público, ya que son ellos quienes deben representar los valores que promueven las instituciones, conducirse en apego a ellos y, garantizar los derechos humanos de este sector.

La Institución señala que el Estado de Colima atraviesa desde el año 2017 por una declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, lo que ha implicado realizar una serie de acciones que tiendan a radicar las violencias que viven las niñas y mujeres del Estado.

Indica que el naturalizar las violencias contra las mujeres no ayuda a erradicarla, ya que la sociedad colimense merece funcionarios y funcionarias públicas que garanticen los derechos de las mujeres.

El ICM hace el exhorto para que las instituciones encargadas en la prevención de las violencias sociales intensifiquen sus labores tanto en las áreas de riesgo para las mujeres, así como a la Fiscalía General del Estado, ara que actúe aplicando los respectivos protocolos y los principios protectores de toda víctima de violencia de género.

El Instituto Colimense de las Mujeres estará al pendiente de las investigaciones que resulten pertinentes con perspectiva de género, para que éstas garanticen la procuración de justicia efectiva y restaurativa; hasta lograr una sanción justa para quien o quienes resulten responsables, sobre todo, en agresiones que por su naturaleza se siguen de oficio.