La familia Vergara se queda con el Club Deportivo Guadalajara, así lo determinó un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Con esta resolución la Corte da por terminada, y pone punto final, a la batalla legal emprendida por dicho grupo minoritario y confirma que la adquisición del Club Deportivo Guadalajara fue totalmente legal y apegada a derecho”, dice un comunicado.

De acuerdo con el mensaje, el club invita a todos los miembros y directivos de la anterior Asociación Civil a dejar de lado las diferencias y a sumarse, con su experiencia y amor al club, para seguir contribuyendo en su fortalecimiento y la preservación de sus valores.

El grupo encabezado por el ex presidente de Chivas, Francisco Cárdenas, pedía la restitución del patrimonio, argumentando la ilegalidad de la asamblea en la que los antiguos socios determinaron convertir la institución en una Sociedad Anónima, para así poderle vender el equipo a Jorge Vergara.

Entre los bienes que pelea la Asociación Civil se cuenta por supuesto el equipo de Primera División, además del club que ya ni siquiera existe, pues Jorge Vergara lo derrumbó y vendió. Ahí se construyó un edificio de oficinas y un centro comercial.

La Asociación Civil, que incluso ya planeaba volver al Estadio Jalisco en caso de recuperar al equipo, ha sufrido un golpe prácticamente definitivo en la lucha que lleva ya casi 17 años.