Colima, Col., 14 de junio de 2019.-La donación de sangre ayuda a generar células nuevas en el cuerpo y, si se hace de manera frecuente -hasta cuatro veces al año en los hombres y tres en las mujeres- fortalece la médula ósea de los donantes y rejuvenece el organismo, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

En el marco del Día Mundial del Donante de Sangre, la subdirección del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (Banco de Sangre) detalla que donar sangre equilibra los niveles de hierro en el cuerpo, el cual es usado por el organismo como parte de la hemoglobina, proteína que transporta el oxígeno a los tejidos, por lo que mejora el flujo sanguíneo.

Además de estimular la producción de nuevas células sanguíneas en el cuerpo, la donación de sangre depura los triglicéridos y puede reducir el riesgo de padecer infartos y accidentes cardiovasculares.

Pueden ser donantes de sangre las personas sanas, física y mentalmente, quienes saben que se les hará un examen médico que indicará cuál es su estado de salud.

Asimismo, los donadores altruistas y de repetición, cada día van en aumento, de tal manera que actualmente el Banco de Sangre tiene un promedio anual de 700 donadores voluntarios, lo que representa un 9% de la donación total que se registra en el Centro, la cual, asciende a las 8 mil donaciones de sangre al año.

Cabe mencionar que la mayoría de los donadores altruistas del Banco de Sangre son hombres jóvenes, por lo que se viene generando entre ellos una nueva cultura de donación voluntaria.

Además, en el CETS se da prioridad en la atención del donador altruista, de tal manera que su tiempo para donar es de una hora y 40 minutos.