Por Juan Ramón Negrete Jiménez

Colima, Col., 31 de marzo de 2019.- Debido a que los dos “manifestantes” instalados afuera del Congreso del estado, colocaron un segundo toldo desde el miércoles anterior en la explanada de la Plaza “Bandera Nacional”, el Congreso del Estado se vio obligado a cambiar el lugar de la celebración de la ceremonia cívica mensual, y este lunes la desarrollará en las instalaciones de la escuela Francisco I. Madero, de El Moralete.

Lo anterior fue afirmado por la presidenta de la Comisión de Educación y Cultura de la Quincuagésimo Novena Legislatura, diputada Rosalva Farías Larios, quien dijo que la ceremonia estaba contemplada como lo establece el Reglamento “en la Plaza Bandera Nacional, e incluso ya habíamos invitado a los alumnos de la escuela primaria “Francisco I. Madero”, de la colonia El Moralete, de la ciudad de Colima”.

Sin embargo, dijo, viendo la situación de los “manifestantes que ya se ampliaron y ya tienen extensión de condominio y de que realmente no están garantizadas las condiciones  de seguridad, sobre todo de los niños, hice el planteamiento a la Comisión de Gobierno Interno, y se aprobó por unanimidad, el que se cambiara de sede y que la ceremonia cívica se lleve a cabo en dicha escuela, como una excepción”.

Insistió la legisladora de Nueva Alianza, en que no están garantizadas las condiciones, para realizarla en la explanada, como lo marca el reglamento, y realmente como legisladora, maestra y madre de familia, yo no quiero ver expuestos a los niños a los niños a la violencia a la que fueron objeto en la ceremonia cívica anterior, en donde primeros fueron agredidos porque no se les permitió realizar su ceremonia como lo tenían contemplado y como ellos se habían preparado, en este caso fueron los alumnos de la escuela de talentos, en donde aparte se les gritó y se les violentó, y realmente fue una situación lamentable”.

Farías Larios dijo que ella está en total desacuerdo con lo que se hace en contra de los niños y las niñas y “es algo que no debemos permitir como legisladores”.

Afirmó que ella de manera insistente ha estado pidiendo que se resuelva esa situación de manera legal, “pero eso no ha pasado y es algo que lamentamos, entonces hoy vemos que no están las condiciones para celebrar la ceremonia aquí, y eso es muy lamentable”.

Al señalarle que los manifestantes se solamente dos personas las que son visibles y por ratos, y dos personas son las que están poniendo de rodillas al Congreso el Estado, “lamentablemente así es, que dos personas hagan que el Congreso tenga que removerse, y eso lo hemos expuesto, pero la cuestión administrativa del Congreso (el Oficial Mayor) y la Comisión de Gobierno Interno, no han actuado”.

Jurídicamente se les ha dicho que procedan de esa manera y se imponga el imperio de la ley, “que es lo que tendríamos que estar haciendo, lamentablemente no ha pasado así, y eso lo hemos estado señalando de manera permanente; aquí no ha actuado la Oficialía mayor, pero tampoco lo ha hecho la Dirección Jurídica; ya se les volvió a dar la instrucción, porque esa situación es insostenible”.

Rosalva Farías dijo que hay derecho a la manifestación, “no se trata de coartarla, pero también cuando inhiben actividades propias del Congreso que están señaladas en la misma ley, y cuando también cuando vulneran los derechos de la niñez y los agreden, yo creo que ese tipo de acciones no deben de estar pasando desapercibidas”.

Reconoció que de seguir así, al rato los manifestantes se van a meter al recinto legislativo y van a obligar a los diputados a tener que cambiar de sede para sesionar, “esa es una situación triste, que a pesar de estarlo señalando no se toman las medidas pertinentes para poder hacer que impere el estado de derecho; sí hay derecho a manifestarse, pero también es un derecho el que los niños puedan acudir y poder realizar su ceremonia y que se nos permita hacerlo”.