Por Juan Ramón Negrete Jiménez

Colima, Col., 18 de febrero de 2019.-Menos de medio centenar de taxistas, adheridos a la CNOP, acudieron al Congreso del Estado a reclamar a los diputados su intervención para mejorar las tarifas del servicio e impedir la entrada de más compañías de traslados privados además de regularizar ese servicio.

Los taxistas que dijeron estar afiliados a la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), exigieron a los diputados locales llevar a cabo las acciones necesarias para la prohibición del servicio de taxi privado UBER en la entidad, pues de no hacerlo podría “armar un desmadre”, para evitar ser desplazados, afirmaron.

Los manifestantes, exigieron a los diputados permitan primero, el mejoramiento de las cuotas en el servicio de taxi, pues señalan desde 2012 no ha habido un solo incremento en el costo del servicio, pero los insumos han aumentado, tal es el caso de la gasolina la cual supera el 90 por ciento.

Además pidieron que se impida la entrada de más compañías que ofrecen el servicio privado de taxi, y los que están sean regulados.

Destacaron que de acuerdo a la información que posee, se prevé la incorporación de más de 2 mil unidades del servicio privado UBER lo que vendrá a menoscabar las de por si pocas ganancias que ya se tienen.

Señalaron que este servicio además de irregular es ilegal y hay falta de atención tanto por parte de los legisladores como del gobierno estatal.

Sentenciaron que están “hasta la madre” de que no les hagan caso y advirtieron que la próxima reunión acudirán más taxistas y emplearán otras medidas como paros del servicio “vamos a hacer un desmadre”, señalaron.

A los taxistas inconformes fueron atendidos y escuchados por los legisladores: Fernando Escamilla, Claudia Aguirre, Miguel Ángel Sánchez Verduzco y Martha Alicia Meza Oregón, integrantes de la Comisión de Comunicaciones, Transportes