NO PRETENDO CREAR UN NUEVO PARTIDO NACIONAL, NI ESTATAL: RENÉ BEJARANO

*Vine a promover en Colima el Movimiento Nacional por la Esperanza, afirmó.

Por Juan Ramón Negrete Jiménez

Colima, Col., 10 de octubre de 2018.- Este miércoles estuvo en Colima el dirigente del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), René Juvenal Bejarano Martínez, a fin de encabezar una asamblea de trabajo de los integrantes de esta organización, a la que asistieron los alcaldes electos de Comala, José Donaldo Ricardo Zúñiga; de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez; y, Felipe Cruz Calvario, de Villa de Álvarez.

Durante la conferencia de prensa ofrecida antes de que se desarrollara la asamblea estatal del Movimiento Nacional por la Esperanza, “Construyendo el Buen Vivir Colima”, Bejarano Martínez dijo que esta fue la asamblea estatal número 25, anticipando que esta misma semana visitará también Baja California Sur.

Según lo expresó René Bejarano a la asamblea estatal acudieron personas de todos los municipios del estado a fin de evaluar la situación que se está viviendo en el estado y también para trazar las líneas de organización para que el Movimiento de la Nueva Esperanza pueda crecer.

Dijo que este evento era parte de un trabajo nacional después de las elecciones del domingo 1 de julio, donde decidimos convocar a una asamblea nacional el 11 de agosto en la Ciudad de México, “la cual fue muy exitosa con una gran participación y después de esa asamblea empezamos a recorrer todos los estados de la República, reuniéndonos con los líderes de todo el país y vamos muy avanzados, ya que solo nos faltan Campeche, Tabasco, Chihuahua, Sonora y Nuevo León, así como algunas delegaciones de la Ciudad de México y Baja California Sur, que visitaremos esta misma semana.

René Bejarano Martínez, dijo que el objetivo de estas asambleas es fortalecer el movimiento, que como todos saben es una asociación civil, donde participan personas de diversas vertientes políticas o a ninguna, pero que nos une el deseo de lograr este buen vivir, como parte de las transformaciones que se están desarrollando en el país.

El coordinador nacional del MNE, dijo que no pretenden crear un nuevo partido nacional, ni un partido estatal, ni tampoco formar “una corriente” al interior de ningún partido, sino que esta es una asociación civil amplia, en donde lo que nos une es la gestión social, el trabajo en comunidades, la ayuda a las mujeres, la defensa de los derechos humanos, la discusión de la cultura de la paz, el trabajo de apoyo educativo, etcétera, que son fines que toda la sociedad comparte y que son parte del ideario del Bien Vivir.

Destacó que el trabajo que están desarrollando lo que busca es que la asociación crezca, para que a finales de este 2018, tengamos un millón de afiliados en toda la República y en Colima, las aspiraciones que al fines de este año haya 15 mil afiliados y después de este logro iremos a visitar los municipios para fortalecer el trabajo

René Bejarano se refirió a la nueva composición política que se vive en el estado, producto de las elecciones de julio pasado, tanto en la Cámara de Diputados, en el Senado y en Congreso Local “pero nuestro interés es que esto se conserve, que no se dilapide.

“Colima ha tenido una tradición de bipartidismo y si las izquierdas se dividen o se confrontan, se pelean y se distraen en asuntos internos, la gente va a dejar de apoyar esa opción”.

Bejarano Martínez mencionó que en Colima hay graves problemas de inseguridad que se deben de atender prontamente; la inseguridad, la violencia es algo que están padeciendo. Otra cosa que están viviendo, es el elevado costo de las tarifas de la energía eléctrica, creemos que esas son algunas de las preocupaciones que se deberán tomar por el nuevo gobierno que habrá de empezar a trabajar el uno de diciembre.

René Bejarano indicó que estará en Colima hasta este jueves, donde estará sosteniendo reuniones de trabajo con grupos de empresarios y liderazgos, buscando con ellos que se tomen algunas medidas que ayuden a que las tarifas de alto consuno no incluya lo que es el consumo doméstico o de pequeños negocios, que luego se vuelven difíciles de solventar por tanto gasto en energía eléctrica.